Bienvenidos al futuro
 
ÍndiceGaleríaFAQBuscarMiembrosGrupos de UsuariosRegistrarseConectarse

Comparte | 
 

 Millenium Falcon, Gran Casino

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
Ir a la página : Precedente  1, 2, 3  Siguiente
AutorMensaje
Neidin



Cantidad de envíos : 28
Fecha de inscripción : 04/08/2008

MensajeTema: Re: Millenium Falcon, Gran Casino   Lun Ago 04, 2008 7:51 pm

Era la viva imagen de la dulzura, recostada con gesto lánguido sobre los cojines que descansaban sobre la moqueta de terciopelo rojo. Sus cabellos dorados se desparramaban sobre el suelo como una cascada dorada mientras sus ojos azules permanecían cerrados. Movió despacio las alas desentumeciéndolas un poco, aunque sabría que no podría salir de allí volando.

Ignoraba las miradas lujuriosas de los empleados del casino, ninguno tenía dinero para pagar el precio de las formas turgentes que se adivinaban bajo la gasa blanca, demasiado transparente como para ocultar algunas de las mordeduras de látigo que cubrían su cuerpo.

Aunque sabían que las marcas más que afearla la dotaban de atractivo para aquellos que podían pagar su cuerpo, dejándoles claro que con ella podrían saciar sus más oscuros deseos, pues a fin de cuentas era una propiedad y para eso estaba, no podía quejarse.

Hacía mucho que había dejado de revelarse contra su condición de esclava pues había descubierto que esa forma era peor, al menos así solo recibía el castigo de los clientes. Observa de soslayo al chico gato, el aun no ha aprendido esa dura lección y las nuevas marcas que luce su torso desnudo delatan su intento de fuga.

Le gustaría consolarle, pero sabe que tal vez si se acerca le meta en un lió mayor, son especialmente celosos con ella, según ellos es demasiado valiosa, no todos los días nace una chica ángel. Ese trato algo privilegiado no es que despierte demasiadas simpatías entre el resto de esclavos, ellas sienten celos y ellos miedo a las consecuencias de acercarse.

Solo le quedan los sueños...

Se incorpora un poco y mira por la ventana artificial un idílico y mítico paisaje, y su mente la aleja de aquel sótano llevándola a una vida donde vive en una casita de valla blanca, duerme acurrucada a alguien que la quiere y la casa esta llena de niños de su vientre.

Pero sabe que eso no ocurrirá, ni siquiera su vientre puede dar fruto, ellos se ocuparon de vaciarlo como hicieron con el vientre de todas de las esclavas de su propiedad.

Se acaricia el vientre suspirando de nuevo, lamentándose por una vida que no tendrá.

De nuevo se tumba sobre los cojines, espera, intentando alejar el miedo de su corazón, sabiendo que no tardara en llegar un cliente dispuesto a saciar su lujuria en ella.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Kenko Mizuno



Cantidad de envíos : 21
Fecha de inscripción : 06/08/2008

MensajeTema: Re: Millenium Falcon, Gran Casino   Miér Ago 06, 2008 12:51 am

Entro al lugar un tanto acalorado, acabo de tener una discusion con un tipo en la calle y por poco descubro mi tapadera. Por suerte todo sigue bajo control y segun lo previsto asi que opto por relajarme y sentarme en uno de los sillones tras pedir una copa.

Hecho un vistazo a mi alrededor y mi vista se detiene en una de esas tristes marionetas sin alma, una de esas que se dejan el pellejo en un antro como este por llevar una vida que sus jefes llaman digna, asi que me levanto copa en mano y me acerco sin soltar palabra. La miro intensamente a los ojos como intentando discernir lo que siente en ese momento
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Neidin



Cantidad de envíos : 28
Fecha de inscripción : 04/08/2008

MensajeTema: Re: Millenium Falcon, Gran Casino   Miér Ago 06, 2008 1:01 am

Capta su mirada, pero no ve en ella una mano amiga si no un posible verdugo. A fin de cuentas ella no deja de ser ganado para el placer de otros. Y no conoce mas vida que esa, ser una esclava, atrapada, encadenada y torturada. Finge una sonrisa, si no sonrie sera peor.

Con gesto estudiado, deja rebalar un poco el vestido, aunque con tanta transparencia deja poco a la imaginación. Luego agacha la cabeza, en gesto sumiso, mientra la cascada rubia se vuelve obsidiana, no tardaran demasiado en adotar ese color sus alas, en cuanto le aplique el primer golpe.

-¿En que puedo servirle?-

Su voz suena dulce y servicial, consiguiendo camuflar el amargos que siente la chiquilla que se ha olvidado de reir y jugar. Que se ha resignado ya a esa oscura vida en la que solo sirve para dar placer. Y parece que es la que lo lleva peor, pues es la mas joven de las esclavas del Falcon.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Kenko Mizuno



Cantidad de envíos : 21
Fecha de inscripción : 06/08/2008

MensajeTema: Re: Millenium Falcon, Gran Casino   Miér Ago 06, 2008 1:07 am

Finje una sonrisa al ver el gesto forzado...

- Tan solo queria charlar un rato... *sonrie amable* te molesta si me siento contigo?

La chica parece agradable, aunque no deja de ser una de las arpias del Falcon asi que me lo tomo con calma mientras hecho un vistazo al resto de gentuza que pulula entre las muchachas.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Neidin



Cantidad de envíos : 28
Fecha de inscripción : 04/08/2008

MensajeTema: Re: Millenium Falcon, Gran Casino   Miér Ago 06, 2008 12:38 pm

-Como desee señor.-contesta en el tono mas amable posible.

La conversación con los clientes no suele dura demasiado, es la mera comprobación de la calidad del material a comprar. Así que por miedo se muestra cordial, pues a ella no le interesan las retribuciones que algunos clientes pagan solo a las chicas, de hecho odia estar allí.

Toma una cereza de un cuenco, sus gestos rebosan sensualidad aunque esta no es buscada. El plumaje de sus alas se eriza al imaginar lo que esta por llegar, aunque su rostro se mantiene sereno.

Hasta que su mirada se posa Caín, un chico leopardo algo mayor que ella, ve el terror en sus pupilas verdes cuando aquella mole de grasa le arrastra hacia el interior de la puerta de hierro, sabe lo que hay tras ella y la crueldad que suele tener ese cliente con él.

Y sus emociones le juegan una mala pasada y no puede ocultar su terror. Su plumaje se vuelve durante unos instantes como el ónice y sus alas se tensan en un gesto de horror.

Cuando se da cuenta consigue apartar el horror de su mente y que su plumaje vuelva a ser blanco.

Observa a su cliente, no tiene un gesto especialmente cruel pero ya desconfía de cualquiera, las apariencias solían engañar.

Permanece en silencio esperando a que él rompa el hielo y saque un tema de conversación.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Kenko Mizuno



Cantidad de envíos : 21
Fecha de inscripción : 06/08/2008

MensajeTema: Re: Millenium Falcon, Gran Casino   Miér Ago 06, 2008 9:10 pm

Observa el gesto de la chica y hecha un vistazo para fijarse en el objeto de su despiste.

- Sigues conmigo, bijin? *mientras la toma por la barbilla* aun no conozco tu nombre...

Mientras habla con ella, la mira a los ojos dulcemente, como si estuviese tratando con una niña y es que en parte es asi, una niña que probablemente haya visto y hecho demasiadas cosas. Cosas que una niña no deberia de ver o hacer, menos aun por obligacion. Intenta volver en si y reconducir el encuentro. No va sobrado de tiempo pero tampoco tiene en mente pasar la noche en un lugar como este. Se levanta y le tiende la mano cortes.

- Me acompañas a un lugar mas comodo para hablar?
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Neidin



Cantidad de envíos : 28
Fecha de inscripción : 04/08/2008

MensajeTema: Re: Millenium Falcon, Gran Casino   Jue Ago 07, 2008 1:55 am

Vuelve a la conversación aunque a duras penas, le cuesta apartar de su mente a Caín y de las terribles heridas que como siempre le tocara curar a ella, ya que los chicos solían rechazar el contacto con el medico del club, un antiguo sacerdote gordo al que le gustaban demasiado los jovencitos.

Por eso y porque en ella encontraban el oído capaz de dar consuelo a sus problemas, era una especie de hermana pequeña para aquel grupo de felinos y caninos, algo que ella hacia con gusto porque le hacían sentir como parte de una familia, algo que siempre había extrañado.

-Si, estoy.-sonríe como si no estuviera del todo.

Luego escucha la proposición del oriental de salir de allí y mira de reojo a los mafiosos.

-No tengo su permiso, debo quedarme.-

La idea de una posible fuga no llega ni ha pasársele por la cabeza.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Kenko Mizuno



Cantidad de envíos : 21
Fecha de inscripción : 06/08/2008

MensajeTema: Re: Millenium Falcon, Gran Casino   Vie Ago 08, 2008 12:24 am

La nota preocupada y piensa que si no es capaz de tranquilizarla y ser el centro de su atencion, no conseguira nada de ella.

- No me explique... *le tiende la mano* tan solo quiero estar contigo... *mira en la direccion en que desaparecio su amigo felino* a solas... *vuelve la mirada al angel caido*

Mientras espera la respuesta, sopesa lo que quiere conseguir de ella, lo valiosa que puede llegar a ser la informacion y el riesgo que conlleva delatar una parte de su persona para conseguir la confianza de una chica cualquiera.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Neidin



Cantidad de envíos : 28
Fecha de inscripción : 04/08/2008

MensajeTema: Re: Millenium Falcon, Gran Casino   Vie Ago 08, 2008 12:33 pm

Entiende que el joven oriental desea sus servicios. Así que se levanta y le acompaña a uno de los reservados donde se encuentra una cama con sabanas rojas.

Se sienta sobre el lecho y le observa, casi con recelo ya que le suelen tocar clientes especialmente sádicos.

Aunque no siempre…

-¿Qué puedo hacer por usted?-pregunta con voz dulce.

Acostumbrada a la rutina de siempre comienza a desabrochar la lazada que mantiene sobre su cuerpo el fino velo que cubre con una leve transparencia su desnudez.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Kenko Mizuno



Cantidad de envíos : 21
Fecha de inscripción : 06/08/2008

MensajeTema: Re: Millenium Falcon, Gran Casino   Vie Ago 08, 2008 10:59 pm

Contempla a la hermosa mujer sentada en el lecho, admira su esbelta figura coronada por ese par de alas de suaves y aterciopeladas plumas sintiendo el impulso, casi necesidad, de tocarlas.

- Tan solo quiero que te desnudes para mi... *susurra en su oido tras haberse tendido sobre ella que yace semidesnuda en la cama*

Acaricia el suave plumaje y la mira a los ojos intensamente.

- Pero no como tu crees, necesito que confies en mi... te siento triste y apagada, creo que mereces algo mas... *la besa en los labios*

Aprovecha un descuido de la chica, apenas unas decimas de segundo, para colocar unas pequeñas barritas de incienso que siempre lleva encima. El intenso aroma del loto inunda el reservado, lo necesita para concentrarse asi que no se priva del detalle.

- Quiero que recuerdes el momento mas feliz de tu vida... eso claro, si confias en mi... *le acaricia el pelo recostado sobre ella*

El lugar en otras circunstancias, hubiese sido proclive para otros menesteres y eso es algo en lo que no puede dejar de pensar. Hace mucho tiempo que no esta con una mujer como esta. Con la ayuda del incienso consigue centrarse, al menos de momento.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Neidin



Cantidad de envíos : 28
Fecha de inscripción : 04/08/2008

MensajeTema: Re: Millenium Falcon, Gran Casino   Dom Ago 10, 2008 6:18 pm

Todo ocurre rápido, el se coloca sobre ella, la besa, pone el incienso. Es demasiado rápido incluso para que le de tiempo a asustarse.

Cuando se da cuenta le esta mirando a los ojos como hipnotizada y no es capaz de decirle a nada que no… La sensación no es del todo desagradable.

Pero ahí esta la punzada de la culpa cuando le recuerda a él.

Y cuando le pregunta en su mente aparece a el, sus ojos zafiro llenadora de paz y alegría. Estremeciéndose ante la caricia del gladiador.

Aquel ser castigado por la vida había supuesto mucho para ella, y el estar disfrutando de otro contacto le hace sentir culpable…

Intenta apartarse de él, pero no puede, no puede dejar de mirarle como hipnotizada.

-No merezco algo mejor…-contesta.

Tiene asumido que es una esclava y no lucha por cambiar esa situación.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Wild
Mutante Nivel 2


Cantidad de envíos : 26
Fecha de inscripción : 06/08/2008

MensajeTema: Re: Millenium Falcon, Gran Casino   Dom Ago 10, 2008 6:55 pm

Los ciudadanos del nivel cuatro parecen tranquilos, en aquella plazoleta acurrucada junto al casino que la Mafia respeta siempre, y nunca hay tiroteos. Sin embargo, lo pueden evitar contemplar con horrorizado respeto a la figura alta y corpulenta que aparece girando una esquina, apartándose a su paso.

Pero Wild les ignora, con aquella expresión siempre adusta y demasiado seria y peligrosa, sin asomo de sonrisa alguna. Tiene los ojos, una gama de azules por el reflejo del agua de una fuente, clavados en el Casino, mientras avanza con decisión ataviado con unos vaqueros, una camiseta gris y su eterna y raída gabardina negra, que oculta las cicatrices de su cuerpo.

Se detiene unos instantes sin cruzar la calle, con las manos en los bolsillos. Qué hace ahí, no lo entiende; se había prometido no ir jamás en su busca; y no por orgullo, sino porque la apasionada atadura que ahora aferra su cuello, con más eficacia que el collar que anula sus poderes, es tan intensa que casi experimenta dolor físico, uno que ni el alcohol consigue calmar. Por eso una parte de sí deseaba cortarla, para seguir respirando.

Lleva ya cinco días sin saber de ella. Cinco, en los que el tiempo había fluído de una manera distinta, en que la garra de la desesperación le oprimía tanto el pecho que muchas veces se descubrió liberando a medias al tigre, para que sus zarpazos le abrieran surcos rojos en la piel. Pero ni el manar de su propia sangre había conseguido liberarle de esa sensación. Había enfermado, y no precisamente de tedio o por el peso de la edad. Y si quería seguir viviendo tenía que verla, de un modo u otro.

Entrecierra amenazante los ojos y mira tras de sí, de perfil, con esa aparente y falsa calma. Sus cinco sentidos le alertan de la presencia de "su sombra", la escolta que por necesidad le acompaña en sus salidas. Sabe que no puede librarse de ella, pero tampoco desea que nadie descubra lo profundo de sus emociones, que sin duda se verán reflejadas en su mirada.

Ahora no puede preocuparse por eso. Cruza la calle cabizbajo y sombrío, sin que las miradas de reconocimiento, temor o admiración le afecten en lo más mínimo, y sin responder de ninguna manera. Se pierde en la inmensidad del primer piso, contemplando como un felino enjaulado los juegos de azar y la diversión de los clientes, como si no comprendiera lo que hacen. Pero sus ojos la buscan a ella, tal vez con demasiado anhelo. Vuelve a adoptar el gesto taciturno hasta que reconoce a una de las chicas gato haciéndole carantoñas a un cliente, imposible olvidarse de aquel rostro. Y por la expresión de horror que configura al verlo, lo mismo puede decirse de ella. Da media vuelta e intenta esfumarse. Wild no se mueve.


- Eh - ella le ignora. Apretando los labios, camina hasta ella y en tres zancadas la ha alcanzado. La aferra del brazo con fuerza y la obliga a darse la vuelta - ¡Eh!


- ¡Suéltame, capullo! - murmura ella entre dientes, intentando zafarse, pero temerosa de que sus amos la escuchen hablarle así a un cliente. Traga saliva y mira a izquierda y derecha, antes de bajar la voz - Como no me sueltes gritaré. ¿Crees que me apetece chupártela después de lo que me hiciste?

Él no la suelta, y las comisuras de los labios tiemblan a punto de dibujar una sarcástica y furiosa sonrisa, como si le apeteciera volver a sentir el contacto de esa zorra.

- Busco a alguien - se limita a decir, con la voz ronca como un rugido que hace estremecer de terror a la chica. Vacila unos segundos. Justo en ese instante se da cuenta de que no conoce su nombre; de hecho, no sabe más de ella que su obligada profesión y sus peculiaridades físicas, y sin embargo, en aquellos dos días intensos había tenido la sensación de desnudar su alma, dejando que ella hiciera lo mismo con la de él. - Vuestra chica ángel.

Nota la mirada de sorpresa y la consecuente sonrisilla divertida, y cargada de celos e intenso odio. Él mismo siente una punzada de rabia, ¿no debería alegrarse de que el monstruo se obsesionara con el ángel, y no con ella?


- Vas a tener que esperar - dice con punzante malicia - Ahora está con un cliente.... muy atractivo - y por la mirada que le dedica, de arriba abajo con una mueca de desprecio, deja claro que son tan distintos como un príncipe azul y un ogro. En un descuido consigue liberarse de esa manaza y se frota la muñeca, enrojecida, antes de alejarse y añadir: - Si te das prisa igual puedes pillarla antes de que empiece, creo que a esa imbécil le gustan los tríos.

Él deja que se vaya. Ni se molesta en mirarla con odio ni en volver a sujetarla, porque de repente siente el torrente de enardecido dolor, de cólera, de odio por sí mismo y de celos, que estalla en su pecho acelerando su corazón. El tigre se despereza, quiere rasgar.

La parte racional, la legada por su lado humano, le dice que debe marcharse, que es lo que ella está obligada a hacer tanto como él. Pero las palabras de esa furcia resuenan en su mente mientras alcanza con lentitud la puerta. "Muy atractivo...", de repente se detiene, los puños apretados dentro de los bolsillos, y como un volcán en erupción da media vuelta y avanza hasta los reservados a zancadas, ignorando las quejas de aquellos a los que empuja sin contemplaciones. Notando que le falta el aliento y que desea rugir, mira entre las puertas entreabiertas hasta que encuentra una entornada. Y reconoce esa voz tan melodiosa.

En esos momentos deja de pensar que sus actos conllevarán consecuencias nefastas, que su sombra sigue vigilándole. Sólo puede abrir de un portazo y quedarse quieto en el umbral, paralizado como una estatua ante la visión y ante los ojos embelesados de ella, que le atraviesan como flechas ardiendo. La bestia está a punto de salir.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Kenko Mizuno



Cantidad de envíos : 21
Fecha de inscripción : 06/08/2008

MensajeTema: Re: Millenium Falcon, Gran Casino   Lun Ago 11, 2008 1:10 am

Escucha las palabras que pronuncia la mujer aladay comprende su desolacion. Pero no la comparte y por ello insiste.

- Si no eres capaz de enfrentarte a tu propio destino, jamas saldras de este lugar y tu vida valdra menos que la de una rata de alcantarilla. Si no confias en mi hoy... nada podra salvarte mañana.

Siente lo que le esta diciendo, como si se lo dijera a alguien que conoce de hace tiempo y con la que tiene mucha confianza, pero hace apenas unos minutos que la conocio y desconoce su nombre. No entiende por que se siente asi y la situacion le juega una mala pasada sintiendose confundido en el peor de los momentos.

Es entonces cuando una mole hace crujir la puerta y la cara de malos amigos del susodicho no hace presagiar nada bueno. Aun y con esas, sin saber muy bien por que, se queda paralizado sin saber como actuar. De pie, estatico ante la intensa mirada del tipo de la gabardina.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Neidin



Cantidad de envíos : 28
Fecha de inscripción : 04/08/2008

MensajeTema: Re: Millenium Falcon, Gran Casino   Lun Ago 11, 2008 1:13 pm

Y la pequeña criatura al principio tampoco sabe como reaccionar, pues el dolor que ve en la mirada zafiro de aquella bestia es como una puñalada en su pecho, golpeándole de golpe todo el peso de lo que se ve obligada hacer. Y se nota en el color grisáceo que adquiere su plumaje y sus alas.

Baja la mirada intentando contener el llanto que amenaza con desbordarla como la crecida de un rió interno, pero los diques resisten.

No así los del deseo, salta a los brazos de la bestia y hunde la cabeza en su cuello, abrazada como si tuviera miedo de que se desvaneciera.

-No deberías estar aquí…-solloza,-No deberías haberme visto así.-

Se aferra con más fuerza a él, como si temiera que la rechazara de un golpe o algo peor, no soportaría ver el rechazo en sus ojos.

-Sabes que no soy libre…-murmura con desespero intentando justificarse.

Y busca sus labios con desespero, bebiendo con ansia de ellos, pues ansía lo que siente y miedo.

Y su corazón la delata haciéndole olvidar la presencia del extraño oriental y del resto del mundo, poniéndola en un verdadero riesgo ante sus amos.

Pero no le importa, en esos instantes solo le importa él y la sensación reconfortante que le trasmite su tacto, una sensación dulce y placentera, y se nota la paz que siente por la forma en la que sus alas se relajan.

Le necesita, porque sin darse cuenta se ha establecido un vinculo profundo y poderoso, un vinculo que si ahora se extirpa dejaría un vació irreparable en su pecho.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Wild
Mutante Nivel 2


Cantidad de envíos : 26
Fecha de inscripción : 06/08/2008

MensajeTema: Re: Millenium Falcon, Gran Casino   Lun Ago 11, 2008 5:20 pm

Toda la amargura que pudo haber sentido entonces hacia ella en cuestión de segundos, el rencor, los celos, la inseguridad por su condición de bestia que en su caso siempre se traduce en odio y desprecio por sí mismo, se desvanece como diluída en agua cuando contempla el color gris que consigue apagar esa luz, y cuando se lanza a sus brazos, pudiendo sólo abrazarla y alzarla del suelo durante unos instantes que se le hacen eternos, y sintiéndose temblar como el niño que vuelve al regazo materno, suspirando al poder respirar bien por primera vez en cinco días.

No piensa en ese instante que al extraño oriental se le debe antojar una estampa extraña, de dos seres tan distintos, y cómo el monstruo parece haber sido esclavizado por el dulce y frágil ángel.

Se ve incapaz de responderle a lo que le dice, porque lo sabe bien, demasiado bien. Sin embargo, cuando la separa sólo lo bastante para estudiar los rasgos dulces de su rostro y acariciar sus labios, sus ojos como llamaradas revelan que nunca se acostumbrará del todo, y que sus pesadillas lo atormentarán con terribles escenas de manos lujuriosas y sádicas recorriendo ese cuerpo.

La ira regresa, dejándola en el suelo pero sin dejar de aferrarla por la cintura y apretarla contra sí, en un acto casi inconsciente. Escudriña la cara de aquel que pretende mancillarla, como el resto de cabrones que visitan ese lugar, y con furia contenida en su voz como un rugido, pregunta:


- ¿Quién eres?

No pregunta "qué pretende" porque sabe que es absurdo, y porque teme que su respuesta desate del todo a la bestia.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Kenko Mizuno



Cantidad de envíos : 21
Fecha de inscripción : 06/08/2008

MensajeTema: Re: Millenium Falcon, Gran Casino   Lun Ago 11, 2008 6:02 pm

Observa, una vez mas, la escena con desden mientras se mete la camisa por el pantalon, como si estuviera fuera de su lugar aunque no fuera asi, y espera la reaccion mas que previsible del individuo cuyo nombre conoce.

- Tsk... Y a ti que te importa, kuso! *replica algo molesto por el tono*

Esta claro que ese no es su lugar, ni tampoco su momento, debio de calcular mal la trayectoria y apenas le ha dado tiempo de cambiar nada. Ahora tan solo queda repetir los pasos que se llevaron entonces sin cometer ninguna equivocacion para evitar alterar el orden temporal. Eso no se puede repetir... volver de nuevo al principio... seria el autentico final del todo. Se sume unos segundos en sus pensamientos y vuelve la vista hacia la pareja de nuevo.

- Volvere mañana, espero que entonces este baka no nos moleste... *le dedica una mirada de odio y sale del reservado*

Una vez mas, se habia entrometido. El gladiador no era mas que un obstaculo hacia ella, hacia su informacion. Con esa informacion en su poder podria cambiar muchas cosas. Las vidas de decenas de inocentes serian salvadas y el nuevo orden establecido. Pero de momento, la oportunidad se habia esfumado frente a sus narices. Decidio no pensar mas en ello y hechar un poker para ganar algo de dinero con el que comprarle algun capricho especial. Al fin y al cabo, ya sabia el resultado de la partida...
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Neidin



Cantidad de envíos : 28
Fecha de inscripción : 04/08/2008

MensajeTema: Re: Millenium Falcon, Gran Casino   Lun Ago 11, 2008 6:42 pm

Y sabe que la situación no pinta bien, que la bestia puede intentar devorar al oriental en cualquier momento y no sabe si sentirse aterrada o sentirse protegida. Lo único que hace es aferrarse a su muñeca con fuerza como si intentase retenerlo, aunque sabe que no podrá.

-Calma mi vida…-susurra con su vocecilla aterciopelada.

Y nota como la tensión se puede cortar con un chuchillo en la habitación y siente miedo, un miedo que tiñe sus alas de color negro y su cabello… Pero no teme lo que puede hacer el gladiador si no lo que le pueden hacer a él.

-Como desee.-contesta con la indiferencia de su profesión.

Y sigue sujetando su muñeca temiendo que se valla a cazar al oriental ahora que ha abandonado la habitación, y no sabe por cuanto tiempo podrá contenerle.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Wild
Mutante Nivel 2


Cantidad de envíos : 26
Fecha de inscripción : 06/08/2008

MensajeTema: Re: Millenium Falcon, Gran Casino   Lun Ago 11, 2008 6:58 pm

Está muy quieto, sin dedicarle ni una simple mirada al oriental cuando le responde de ese modo y cuando pasa por su lado, molesto. Pero respira con demasiada lentitud y sus párpados tiemblan de vez en cuando, como queriendo cerrarse. Nadie es consciente del esfuerzo que está haciendo, un auténtico caos de tormento en el que las cadenas que retienen el volcán tiemblan deseosas de soltarse.

Consigue mirarla a los ojos. La dulzura de esa mirada y el sonido de su voz es lo que consigue contenerle, más que sus propias palabras. Su tacto consigue evitar que caiga en los abismos de la locura, y durante unos extraños segundos parece una fiera amansada, un protector decidido a hacer cualquier cosa por proteger a su señora.

Pero la ira y los retorcidos hilos de su mente le juegan una mala pasada, cuando escucha la promesa del oriental de volver al día siguiente y las palabras de ella. "Como desees". Su mente le dice con lógica que es lo que se ve obligada a decir, que no hay deseo en esas palabras, pero una vez más se dibuja en su mente una escena que no es capaz de resistir: la de el ángel entregándose a él, y el temor de que esa entrega le agrade y le recuerde que no vale la pena dar de lado a un príncipe por estar con un ogro, tan capaz de herirla como los gordos sebosos que compran sus servicios.

Su corazón bombea con excesiva fuerza, mientras su respiración se acelera y con violencia se deshace de la pequeña mano de ella, llevándola hasta el brazo del oriental y sujetándolo con fuerza. Aprieta con violencia, los dientes apretados, deseoso de liberar a la bestia y probar la sangre de su víctima, pero intentando no hacerlo delante de ella.


- No me has respondido - susurra con voz oscura -, y me gusta que me respondan.

Sus ojos parecen pasar gradualmente del azul zafiro intenso al peligroso ámbar con azabache.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Kenko Mizuno



Cantidad de envíos : 21
Fecha de inscripción : 06/08/2008

MensajeTema: Re: Millenium Falcon, Gran Casino   Lun Ago 11, 2008 11:57 pm

A medio camino entre la intimidad del reservado y la multidud que sacian su ansia en el juego u otros placeres del estilo, algo le agarra del brazo. Se gira para despues cerrar los ojos al comprobar que se trata del gladiador.

- No busco problemas, pequeño animal enjaulado, espero que entiendas que estas fuera de tu circo y en este lugar las reglas no las dicta tu voluntad... al menos espero que te de el intelecto para comprender eso... Ahora, sueltame *dice sin mirarle*

El intenso olor del incienso de loto esta a punto de acabarse, por suerte aun no lo ha hecho asi que aprovecha para concentrarse pues sabe lo que viene a continuacion...
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Neidin



Cantidad de envíos : 28
Fecha de inscripción : 04/08/2008

MensajeTema: Re: Millenium Falcon, Gran Casino   Mar Ago 12, 2008 12:34 am

Y el pequeño ángel se estremece de terror ante la posibilidad de ver a su gladiador herido. He iluminada por el valor se interpone entre los dos.

Es consciente de que no tiene poder, que no sabe pelear, que pueden destrozarla pero no le importa, no quiere verle herido.

-Ya basta.-les recrimina a los dos.

Coloca su espalda contra el pecho de Wild en un gesto de protección, mientras sus ojos brillan con la determinación de protegerle.

No le importa los posibles castigos que pueda sufrir luego, no quiere verle herido… o tal vez algo peor…

-Nadie derramara sangre aquí.-intenta que su voz no tiemble pero no lo consigue del todo…

Reza a una Diosa que no es Vesta, pidiendo protección y que consiga templar los ánimos de aquellos dos guerreros.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Wild
Mutante Nivel 2


Cantidad de envíos : 26
Fecha de inscripción : 06/08/2008

MensajeTema: Re: Millenium Falcon, Gran Casino   Mar Ago 12, 2008 1:06 am

Por su espíritu, que por su naturaleza animal es demasiado fácil de encender y provocar, siempre le ha resultado demasiado fácil iniciar reyertas tabernarias y ser él quien propina el primer golpe a la primera ofensa, pero con los años el cansancio de la vida había conseguido templarle un poco. Sólo un poco. Esta vez el tigre vuelve a rugir, como si sus colmillos fuesen mecheros que encienden la dinamita; pero no son las palabras que le dedica el oriental lo que lo consiguen, sino las imágenes que una y otra vez le atormentan circulando por su mente.

Cuando la siente a ella, pegada contra él para protegerle, las llamas tiemblan intentando apagarse. Tiene razón, no merece la pena jugarse el cuello y empeorar sus castigos sólo por un maldito cliente, que como todos los demás sólo quiere una cosa: la quiere a ella.

Y justo cuando se plantea serenarse estalla el caos. No lo consigue: le ha abierto demasiado las puertas a la bestia y ahora no puede volver a cerrarlas, exige la libertad que su legítimo dueño le ha ofrecido y no piensa permitir la reclusión, no sin probar la sangre de su enemigo. Empieza a temblar, sus jadeos se intensifican y se enronquecen, los ojos ya son completamente los de un tigre y el cabello empieza a volverse níveo con mechas negras. Aprieta los puños y también los dientes, bajando la cabeza para intentar dominarse en vano, y se ve cómo sus colmillos se alargan. Los hilillos de sangre que manan de las palmas de sus manos indican que las garras han hecho otro tanto.

La sed de sangre y muerte toma el control, y guiado por ella coge por los brazos al pequeño ángel y le da la vuelta con violencia, abriendo las fauces. Pero tiembla todavía más, cuando los restos de su cordura le dicen que a ella no debe tocarla, que debe saciarse con otro. Entre gruñidos de auténtica agonía, el monstruo la suelta y le susurra:


- Huye...

Entonces echa la cabeza hacia atrás, con un poderoso latido de corazón, y de su garganta se escapa el auténtico rugido de un tigre. El collar de metacrilato empieza a vibrar, pero antes de dar opción a la activación de sus poderes ya ha saltado sobre su enemigo, estrellándolo contra la pared en un violento placaje. Las paredes retumban y la gente del casino empieza a gritar y huír. Con otro rugido le lanza un zarpazo destinado a dejarlo sin cara.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Kenko Mizuno



Cantidad de envíos : 21
Fecha de inscripción : 06/08/2008

MensajeTema: Re: Millenium Falcon, Gran Casino   Mar Ago 12, 2008 5:28 pm

El hombre convertido en bestia se abalanza sobre el empotrandolo contra la pared, causandole una conmocion en el torso que apenas le permite respirar. Es entonces cuando le lanza un zarpazo, que de no haberlo previsto le hubiese hecho una cara nueva. Por suerte, lo esquiva a duras penas mientras todo a su alrededor se vuelve de un color entre violeta y purpura.

Todo parece ir a camara lenta menos el. Observa la faz del animal fuera de control a la par que se fija en el gesto de la chica sobre la cama. Utiliza una tecnica del estilo grulla para salir del atolladero en que esta metido y le gana la espalda. Despues pasa al estilo serpiente para aplicar sus conocimientos sobre los puntos de presion y en apenas dos leves pulsaciones sobre el cuello del gladiador, este queda paralizado.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Neidin



Cantidad de envíos : 28
Fecha de inscripción : 04/08/2008

MensajeTema: Re: Millenium Falcon, Gran Casino   Mar Ago 12, 2008 6:20 pm

La acción va demasiado rápida para ella, solo puede quedarse sentada sobre el lecho, el lugar donde la arrojo Wild y observar horrorizada la escena.

La bestia no se había cebado en ella, de hecho nunca la había temido sabiendo con certeza que no volcaría su rabia sobre ella. Pero si lo había hecho con el oriental.

Y allí estaban el tigre y el dragón batiéndose en cruel duelo en el que los golpes van demasiado rápido para su percepción. Solo puede observar con expresión de terror en el rostro como se suceden los golpes rezando para que ninguno salga herido.

Pronto los gorilas rodean a los combatientes dispuestos a zanjar él duelo.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Wild
Mutante Nivel 2


Cantidad de envíos : 26
Fecha de inscripción : 06/08/2008

MensajeTema: Re: Millenium Falcon, Gran Casino   Mar Ago 12, 2008 6:45 pm

Toda conciencia humana queda relegada a un segundo plano inexistente. Cada latido de su corazón, cada sentido, tacto en comunión con olfato y vista, le recuerda que está vivo y que su cuerpo necesita sangre. Y el monstruo le hace relamerse al imaginar las torturas más sangrientas protagonizadas por el oriental.

Una parte de él siente pánico, por estar liberando a la bestia delante de ella. No desea que vea lo que es capaz de hacer. Pero las ansias de muerte pueden más y también ahoga esa débil resistencia.

Al principio la danza es letal, con sus músculos fortalecidos por el tigre y la sorprendente rapidez, con una agilidad triplicada. Sabe que no suele durar en ese estado más de cinco minutos, ahora menos, de modo que lo aprovecha. Esquiva golpes y los recibe al mismo tiempo, utilizando su habilidad de combate que no es sutil, sino sanguinaria, de zarpazos lanzados a cara, cuello y pecho. Hace lo propio con los gorilas que les cercan, y en un minuto ya ha tumbado a cinco entre chorros de sangre y brazos desmembrados. La bestia ríe satisfecha por la matanza y los alaridos de agonía y terror.

Tal es su ardor que siente los golpes de su rival y sabe que luego le dolerán, pero no se molesta en esquivarlos; de un salto lo tumba sobre el suelo con las rodillas, aferrando sus muñecas y abriendo las fauces. Un terrible rugido es lo que precede al mordisco con el que pretende desgarrar su cuello.

Pero no puede hacer nada, porque de repente se siente inmóvil. Aquel maldito es demasiado rápido, muy hábil, y había conseguido someter al gran guerrero con tan solo un par de movimientos. Intenta con todos sus fuerzas y entre gruñidos liberarse, hasta que de repente siente otro dolor atroz: el collar de su cuello vibra y una terrible descarga recorre su cuerpo. El tigre echa la cabeza hacia atrás y ruge, en un grito que poco a poco se va volviendo humano. Cae de rodillas y entre jadeos su pelo vuelve a ser negro y sus ojos, lentamente, azul intenso.

Los efectos de la descarga duran y la parálisis no se esfuma, de modo que los gorilas aprovechan para vengarse y reducirlo propinándole patadas y puñetazos en la cara y el estómago, que le hacen doblarse y toser sangre. Él, sin embargo, entre gritos de furia y dolor, sólo piensa que ahora es presa fácil para su verdadero enemigo.

De reojo la ve a ella, y por algún extraño motivo se niega a observarla mejor, concentrado sólo en el dolor. No quiere ver el horror de la matanza que él mismo ha causado, con su cara y su gabardina manchadas en su mayoría de sangre ajena.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Kenko Mizuno



Cantidad de envíos : 21
Fecha de inscripción : 06/08/2008

MensajeTema: Re: Millenium Falcon, Gran Casino   Miér Ago 13, 2008 12:40 am

Una vez mas, se ve superado por la soberbia de la bestia y analizando la situacion despues de ver como el animal vuelve a su estado mas humano, decide hacer lo mas apropiado para evitar levantar sospechas sobre su verdadero cometido en aquel lugar...

- Este tio esta loco!! *le hecha un poco de cuento* ha entrado en el reservado gritando que era suya y la ha emprendido a golpes *les canta a los gorilas compunjido y con cara de espanto*

Aunque la actuacion no era lo suyo, le habia sacado de mas de un atolladero de este calibre. Al fin y al cabo, las viejas artes del engaño servian de algo. Procuraba no depender demasiado de sus habilidades, no le gustaba llamar la atencion tal y como estaba todo por estos lares.

- La chica es testigo de lo que digo, yo ni he he tocado y el se ha lanzado sobre mi como una bestia... *señalandolo con el dedo*

Parece que el bulo ha colado siempre y cuando la chica, con la que el gladiador parecia tener algun tipo de relacion, no habriese la boca. Asi que decide acercarse a ella, aparentemente, para buscar un apoyo a su version.

- A saber lo que hubiese hecho con la chica de no estar yo presente... *se muestra arrogante mientras actua y la mira de reojo observando su reaccion*

En realidad se habia colocado junto a la chica para tenerla a tiro. La distancia de desplazamiento no perceptible por el ser humano, era la que ahora mismo separaba a la chica alada del oriental. De esa forma la tendria a mano en caso de tener que hacerla callar.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: Millenium Falcon, Gran Casino   Hoy a las 2:53 pm

Volver arriba Ir abajo
 
Millenium Falcon, Gran Casino
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 2 de 3.Ir a la página : Precedente  1, 2, 3  Siguiente
 Temas similares
-
» 23.04.2011 23.04.2011 Gran Premio de Llodio ESP 1.1
» La última gran cruzada [Con gente del foro]
» 06.10.2011 06.10.2011 Coppa Sabatini Gran Premio città di Peccioli ITA 1.1
» Inscripción a Gran Sorteo (lanzamiento del nuevo diseño)
» Vuelo Spanair Madrid - Barajas a Las Palmas de Gran Canaria, accidente

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Rising Heroes :: La Ciudad :: Nivel 4 - Clase Media-
Cambiar a: