Bienvenidos al futuro
 
ÍndiceGaleríaFAQBuscarMiembrosGrupos de UsuariosRegistrarseConectarse

Comparte | 
 

 Calles del Sector 4

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
Ir a la página : Precedente  1, 2, 3, 4, 5
AutorMensaje
Alfa DaCore
Recluta Sombra de SOLDADO


Cantidad de envíos : 265
Fecha de inscripción : 14/04/2008

MensajeTema: Re: Calles del Sector 4   Sáb Mayo 24, 2008 9:20 pm

Con lo que quizá no contó el mutante al itnentar atraparlo en aquella llave era que su musculatura era un contra en aquella situación ya que el escurridizo muchacho se escabulló antes de que pudiera atraparle las piernas o el cuello. Se levantó de nuevo y se colocó a las espaldas de Raven. No aprovechar la ventaja que le daba su capacidad de fusionarse con las sombras fue un gran error.

Raven se estaba volviendo, para buscarle, cuando él sacó del bolsillo un pequeño objeto. Con rapidez lo pasó por delante del cuello del mutante. era un cable. Tiró. Con la clar aintención de estrangularle.

_________________

¡Qué triste estás!
¡Qué solo estás!
Pero ahora si, jamás te ahogaras
como los demás.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Raven
Mutante Nivel 3


Cantidad de envíos : 197
Localización : En las sombras...
Fecha de inscripción : 14/04/2008

MensajeTema: Re: Calles del Sector 4   Sáb Mayo 24, 2008 9:30 pm

Permanece estático y cabizbajo, agazapado como un felino con los brazos extendidos sobre su regazo en cruz, y los kukris bien sujetos. Cierra los ojos para percibirle. Lo hace, en una fracción de segundo. Abre los ojos hasta convertirlos en dos rendijas de misterio. El jade de profundidad eterna reluce con la fiereza del combate. Intuye la cuerda más que verla, y se acuclilla con elegante eficacia instantes antes de que atrape su cuello.

Sin dejar de mirar al suelo ni mostrar más expresión que la serena y fría concentración, extiende hacia atrás el brazo derecho para golpear sus rodillas, y alza la otra mano para enganchar el acero rojo del kukri en su camisa. Con un rápido y fuerte movimiento hace que el lobezno caiga sobre su espalda y luego en el suelo, frente a él, tras una rápida voltereta.

Le coloca la punta del kukri izquierdo en la garganta mientras su brazo derecho tapa en parte su rostro, sus labios, aferrando la otra cuchilla.


- ¿Deseas seguir hasta la muerte de uno de los dos?

_________________

There's no god who ever tried
To change the world in this way
For the ones who abuse His name
There'll be no chance to escape
On judgement day
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Alfa DaCore
Recluta Sombra de SOLDADO


Cantidad de envíos : 265
Fecha de inscripción : 14/04/2008

MensajeTema: Re: Calles del Sector 4   Sáb Mayo 24, 2008 9:40 pm

Raven lo golpeó y lanzó al suelo. Se le cortó un momento la respiración y sintió al segundo siguiente el cuchillo sobre la garganta. Detuvo el movimiento que iba a iniciar, considerandolo peligrosa. Se mantuvo en silencio, sopesando la situación y cerró los ojos un momento y tuvo una idea. Los abrió y miró directamente los jades de Raven. este había preguntaod algo pero no prestaba atención a aquello.

Una presencia non grata invadió la mente del mutante. Con ensañamiento se introdujo en sus recuedos. pocas veces lograba emplear sus capacidades psíquicas así, y agradecía que esta vez funcionara. Con desagradable parsimonia rescató dos imagenes. sangre, fuego, destrucción, su casa derruida y la iglesia también pero delante de todo aquello, una idea... su mujer muerta, manchada en sangre, su hija también y la culpabilidad.

Raven jadeó y Alfa fue rápido, se apartó del camino de kukri y sacó algo del bolsillo. Los sentimientos, sentirse unido a algo era tan poco provechoso, pensó... La luz invadió el callejón, pequeño, desterrando a als sombras. El foco estaba a apenas unos centímetros de las pupilas de raven y la luz era demasiaod intensa. El muchacho había cerrado los ojos antes de activarla, previendo el dolor. Incluso la poca luz que transpasaba sus parpados le era hiriente, y eso que había 'desactivado' por asíd ecirlo, las cpaacidades nocturnas de sus ojos.

_________________

¡Qué triste estás!
¡Qué solo estás!
Pero ahora si, jamás te ahogaras
como los demás.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Elipsis
Mutante Nivel 3


Cantidad de envíos : 239
Fecha de inscripción : 23/04/2008

MensajeTema: Re: Calles del Sector 4   Sáb Mayo 24, 2008 9:41 pm

Contestar era una pérdida de tiempo.
Salté a un lado dando una voltereta en el suelo, intentando evitar las balas, para esconderme tras el cubo de basura de la calle, que se interponía entre los mafiosos y yo.
Intenté tranquilizarme, y no hacer caso al triunfo que parecían creer tener asegurado. Sabían que no tenía ningún arma arrojadiza.
Pero sí que tenía recursos. Tenía que acercarme a ellos y desarmarlos, o no tendría posibilidades.
Miré una vez más la batalla que tenía lugar en la plaza. Tanto uno como otros no parecían haberse percatado de la presencia de los otros. Y yo tenía mis propios problemas como para ayudar contra el canijo.
Cogí la tapa del cubo de basura rápidamente. Sólo tendría una oportunidad.
Me levanté tumbando el cubo y empujándolo hacia los que se me acercaban, dando de pleno a uno, y si bien no quitándomelo de encima por completo, al menos distrayéndolo un rato perder él la pistola y ser cubierto de basura.
Avancé protegiéndome con el tapacubos moviéndome constantemente muy rápido, hasta llegar a ellos.
Tiré la tapa del cubo en plan boomerang hacia uno mientras atacaba cuerpo a cuerpo a otro.
La sorpresa y una intensa luz procedente de la plaza que cegó a los hombres jugó a mi favor y el golpe que le dí en la mano hizo que perdiera la pistola.
Argh, ¿qué era eso? Culpabilidad, dolor...Sacudí la cabeza. Céntrate Robin, ¡céntrate!
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Raven
Mutante Nivel 3


Cantidad de envíos : 197
Localización : En las sombras...
Fecha de inscripción : 14/04/2008

MensajeTema: Re: Calles del Sector 4   Sáb Mayo 24, 2008 10:03 pm

Mira fijamente a los ojos de aquel muchacho. Sereno, impávido, con sus nervios de acero, deja que su luz blanca penetre en el fulgor azul.

Y entonces, ¿qué ve?

Las tinieblas.

Entrecierra los ojos y su respiración comienza a agitarse, cuando ve algo que ni tan siquiera con control mental es capaz de evadir: una puerta en sus recuerdos, cerrada a cal y canto por él años atrás, que ahora vuelve a abrirse, desvelando la selva de oscuridad que se oculta detrás.

Y se ve a sí mismo con traje negro de SOLDADO Sombra, exultante por haber conseguido escalar tan alto en el poder. Se ve luego incrédulo y casi riendo cuando dos compañeros del cuerpo se presentan en su casa diciendo que debía acompañarles. Se ve en los cubículos demasiado limpios de un subterraneo, atado, sufriendo un dolor atroz superado sólo por su confusión. Se ve huyendo y regresando al hogar. Se ve llorando sin lágrimas con el rostro desencajado, cuando en sus narices aquellos a quienes consideraba camaradas sacian su lujuria con su esposa entre jadeos e insultos antes de matarla sin miramientos. Cuando escucha los gritos de su hija de cinco años segundos antes de un disparo, y después el silencio.

Grita...

Y en aquellos momentos no es el cuervo sombrío y enigmático. Sólo es un hombre, un hombre que tiembla y deja escapar un alarido de dolor, al arrodillarse en el suelo y sujetarse la cabeza con manos como garras. Jadea intentando liberarse de la visión y comienza a unirse a las sombras. Su refugio y su coraza: la oscuridad.

Pero la luz le alcanza antes de que pueda unirse del todo, y esta vez su gruñido es de dolor, cuando su cuerpo regresa del todo a la luz que tan fatídica resulta para su organismo. Cae como una mole derruída de rodillas en el suelo, jadeando, humeando y con la piel tostada cubierta de ampollas rojas y humeantes. Su cuerpo está débil, mantiene los ojos cerrados para no quedarse ciego.

Pero no siente dolor ni debilidad, sólo la agonía de la tortura autoimpuesta por los recuerdos en los que acababa de sumergirse, una vez más. No podía huír de sí mismo.

_________________

There's no god who ever tried
To change the world in this way
For the ones who abuse His name
There'll be no chance to escape
On judgement day
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Alfa DaCore
Recluta Sombra de SOLDADO


Cantidad de envíos : 265
Fecha de inscripción : 14/04/2008

MensajeTema: Re: Calles del Sector 4   Sáb Mayo 24, 2008 10:10 pm

El mutante cayó de rodillas. la luz se había extinguido y el parpadeó, recobrando poco a poco la visión. le dolían los ojos, pero más debía dolerle al que se autodenominaba la noche. la luz había herido su piel, creando ampollas, rojas, quemaduras, y se tapaba los ojos con las amnos. la luz le había dado directamente unos segundos n ellos, no quiso pensar en el aspecto que debían presentar. Igualmente no quiso seguir sondenaod la mente de raven. Le apreció escucha run gemido. ¿Podía haber sido una táctica demasiado cruel la empleada torturandole primero con sus más fatídicos recuerdos a propósito y luego con su más mortifera enemiga, la luz?

- Tú lo buscaste - susurró en voz baja. No supo si apra si mismo o para el mutante. Este no parecía oirle. De este modo sacó de una pequeña mochila cargada a su cinturón varios objetos. Cerró als esposas entorno al cuello y las manos de Raven. Impedirían tanto que huyera como que usase su poder mutante.

Así lo obligó a levantarse. Estaban en el nivel 4. Se percató de ello y del ruido en un callejón circundante. sondeo la escena un momento: mafiosos y... la muchacha del general. Miró al mutante: aquelloe ra más urgente.

Levantandolo como pudo, salió de allí.

_________________

¡Qué triste estás!
¡Qué solo estás!
Pero ahora si, jamás te ahogaras
como los demás.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Elipsis
Mutante Nivel 3


Cantidad de envíos : 239
Fecha de inscripción : 23/04/2008

MensajeTema: Re: Calles del Sector 4   Sáb Mayo 24, 2008 10:40 pm

Escuché un gemido de dolor que me caló hasta lo más hondo. Y el peor no era el físico, era...
No pude evitar girarme para mirar qué era lo que causaba aquel dolor. Vi cómo el hombre de las rastas, que antes siempre me transmitía tranquilidad, estaba en el suelo, cubierto de ampollas y gimiendo de dolor. Las lágrimas acudían a mis ojos, imbuída por aquel sentimiento tan intenso. El aire se tornó frío en la zona, congelado. Cortante.
Pero los mafiosos parecían pasar de todo ello. Aprovecharon mi despiste y uno me pasó el brazo por delante del cuello tirando para sí, a la vez que el otro me pegaba un golpe en la barriga. Se me cayó la gorra
-¡Ugh!-llevé las manos a mi cuello, luchando por no ser ahogado.
De súbito la presión cedió y vi brillar el filo de un cuchillo a dos centímetros de mis ojos.
-Oh, mira, nuestro ratero es en verdad una ratita...
El tercero ya había desistido de encontrar su pistola y se acercaba también, percatándose de que el ambiente se enfriaba cada vez más.
-A quién llamas rati...-volvió a ejercer la presión, mientras el del puro, ya pisoteado por el suelo, se me situaba enfrente.
-Ey, James, antes de matarla podríamos...
Le pegué una patada, el golpe sucio por excelencia favorito de los suburbios, directa a las partes nobles, y llevé el codo para atrás golpeando en la barriga al que me sujetaba, soltando vaho por la boca.
El ambiente se había tornado tan tan frío que el suelo estaba cubierto por una fina capa de hielo, que hizo resbalar al hombre con el golpe, llevándoseme consigo.
Cuando me quise dar cuenta, estaba en el suelo, con un corte que me recorría la mejilla derecha y seguía bajo la barbilla, y sin ningún brazo agarrándome.
Con un gran instinto de supervivencia entumeciendo todos mis músculos me levanté cogiendo mi gorra, y buscando al tercer mafioso que por mis escasas matemáticas sabía que quedaba.
Se acercaba enfurecido. Y yo actué sin pensar. Me tiré directo a sus piernas, haciendo que se cayera al suelo, le di con el pie en plena cara y me levanté para salir corriendo de ahí.


El ambiente retornó a su temperatura normal cuando me fui.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Voncastel
Recluta Sombra de SOLDADO


Cantidad de envíos : 12
Fecha de inscripción : 28/05/2008

MensajeTema: Re: Calles del Sector 4   Sáb Ago 30, 2008 1:43 am

*Aparezco recorriendo las calles a toda velocidad sobre mi aeromoto, la noche estaba inusualmente tranquila no solo por los ciudadanos, ya que los de este sector suelen ser problematicos debido a la mafia, si no por la baja actividad que se vivia en la ciudad.

En esta época, la gente suele preferir quedarse en sus casas huyendo del calor que asola las calles, ya que al calor básico del desierto debemos unirle el del verano. Por suerte, este llega agonizantemente a su final, pero estira los últimos días con un desalentador calor, que se nota sobretodo dentro del traje de combate especial que llevo puesto.

La aeromoto gira a la derecha por uno de los callejones mientras intento captar el mayor campo de visión posible con el foco rudimentariamente implantado en su parte delantera.

Una llamada de la central me saca de mis pensamientos, al parecer se realizaría una misión rutinaria para inspeccionar los territorios cercanos a la ciudad y he sido elegido jefe de grupo.

Por fin una misión acorde con mi rango, desde que he llegado a mi nuevo emplazamiento, solo he recibido misiones de reconocimiento, vigilancia y otras mas apropiadas a un cadete que a un soldado sombra. Pero mis superiores son sabios y solo ponian a prueba mi aguante, ahora por fín, recibo mi recompensa con una misión de real importancia, quiza encontremos un campamento de mutantes, o alguna nueva especie aún sin catalogar, aunque lo mas probable es que lo que encontremos sea una muerte horrible, de cualquier modo, estoy ansioso por que llege el día de la salida y legado el momento, venderé cara mi vida.

Tras inspeccionar las calles sin encontrar nada salgo montado en la aeromoto*
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Wild
Mutante Nivel 2


Cantidad de envíos : 26
Fecha de inscripción : 06/08/2008

MensajeTema: Re: Calles del Sector 4   Dom Oct 26, 2008 9:09 pm

Los tiroteos rompen el silencio de la noche, pero lo extraño en aquel sector sería escuchar lo contrario. Bandas rivales, gritos, sangre, juramentos de honor en destartalados callejones con murales de graffitis... todo habitual. Por eso a la figura alta y robusta que gira la esquina, con las manos en los bolsillos de una larga gabardina negra y con una expresión sombría y fiera por naturaleza, no hace ningún comentario y de hecho sigue su camino. Ni siquiera se preocupa en si alguna bala perdida puede darle, al fin y al cabo sus sentidos de guerrero curtido y de tigre están cien por cien alerta.

Se aleja del tiroteo para llegar a su lugar preferido, un oscuro y maloliente callejón sin salida. Su pulso se acelera cuando sus dedos rozan el cristal de una botella de Whisky dentro de la gabardina. Lo necesita: es su deshinibidor, el elixir que le ayuda a olvidar su miserable existencia... y en aquellos momentos también querría olvidar unos ojos de todos los colores del arco iris.

Pero no está solo: hay un par de chiquillos esnifando una raya y riendo por lo bajo, y cuando le ven aparecer bufan despectivos. Pero se quedan directamente sin habla cuando Wild avanza hasta ellos, y con su voz cavernosa como el rugido de un felino, dice:


- Marchaos.


- ¿Cómo? - pregunta uno de los chicos, riendo a mandíbula batiente, antes de sacar un cuchillo de carnicero y amenazarle con él. No parece importarle ni la musculatura del recién llegado, ni el temblor de sus músculos - ¿De qué coño vas, viejo...?

No puede añadir nada más, porque con una velocidad inhumana aferra el cuello del chaval con tal fuerza que le impide respirar, y le alza hasta atraerle, pegando su nariz a la suya. Susurra con tono peligroso:

- Largo de aquí...

Aprieta todavía más la mano, como si su sed de sangre animal quisiera quebrarle los huesos. Pero siente un repentino hormigueo en el cuello que le obliga a soltarle, y a inclinarse un poco, estremecido. Los dos chavales aprovechan para huír, no sin antes gritarle "¡hijo de puta!"

Una vez solo Wild adopta la expresión acechante, olfateando, mirando a izquierda y derecha... los percibe, aunque no pueda verlos: a los Soldados Sombra de su maldita escolta. Espera que al menos le dejen beber en paz.

Saca la botella de Whisky y se deja caer en la esquina, tomando un largo trago y suspirando de satisfacción. Lo necesitaba. Apoya la cabeza en la pared y cierra los ojos, para hundirse en la miseria.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Alfa DaCore
Recluta Sombra de SOLDADO


Cantidad de envíos : 265
Fecha de inscripción : 14/04/2008

MensajeTema: Re: Calles del Sector 4   Dom Oct 26, 2008 9:15 pm

La tarde tocaba pronto a su fin y el joven cruzó las calles del sector 4 de la ciudad como su nombre indicaba: tal que una sombra sin que nadie le viera. Llegó junto a un grupo de tres soldados armados con pistolas de largo alcance y, uno, con un rifle especial. Esto le saludaron con un gesto de cabez ay señalaron hacia una persona en el callejón.

El recientemente nombrado capitán avanzó entre los soldados, no, sus soldados se recordó. Que extrñao se el hacía. Llegó hasta el frente y sus ojos, más blancos que la luna nocturna, se fijaron en el hombre al que los otros tres vigilaban. Era alto, muy alto, quizá más que aquel mutante llamado Raven que había sido la persona más alta que él había conocido. tenía el pelo negro como el otro, largo y greñudo y parecía mayor, unos cincuenta años. No tenía mérito adivinarlo sabiendolo ya de ante mano. Conocía a aquel hombre: Wild, The Wild para los espectadores del Coliseo y sabía que tenía al condicional y que los suyos eran los encargados de vigilarlo. Él no le había visto antes.

Vió como Wild les miraba. ¿les había visto? ladeó la cabeza con curiosidad. No era fácil ver a un SOLDADO sombra escondido. Quizá mereciera la pena acercarse, aunque solo fuera para no ver como desperdiciaba su tiempo libro emborrachandose. Dicho y echo, en apenas unos segundos estaba a unos pasos por detrás de Wild.

_________________

¡Qué triste estás!
¡Qué solo estás!
Pero ahora si, jamás te ahogaras
como los demás.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Wild
Mutante Nivel 2


Cantidad de envíos : 26
Fecha de inscripción : 06/08/2008

MensajeTema: Re: Calles del Sector 4   Dom Oct 26, 2008 9:26 pm

Está demasiado ocupado bebiendo aquél líquido, que después de tantos años ya no le abrasa la garganta. Bebe y bebe como un náufrago desesperado por obtener agua, y unos hilillos le resbalan por la comisura de los labios. Se da cuenta de que la botella se ha vaciado sin haberse saciado, y con un rugido de rabia lanza la botella y deja que se estrelle en la pared de enfrente. Luego entierra la cabeza entre los musculosos brazos, temblando por efecto del alcohol y de su propia desdicha, aferrando su pelo negro.

No quiere pensar en "ella". No quiere pensar en el hecho de que ya no es el héroe del coliseo, sino un viejo que está perdiendo reflejos. ¿De qué ha servido su patética vida hasta ahora? Luchar y guerrear era lo único que le daba sentido... hasta que se tomó con aquel maldito angel de alas iridiscentes. Sabe que desde el incidente en el coliseo le vigilan y a la mínima le castigan, no en vano las cicatrices que oculta con la gabardina todavía le arden, así que es posible que le hayan prohibido verle. ¿O es que le ha olvidado?, ¿ha olvidado a aquel pobre viejo desesperado que no sabe hacer otra cosa que repartir puñetazos?

Bufa, terriblemente sarcástico. Es tan evidente...

Su sexto sentido de felino le alerta, aunque demasiado tarde por culpa de la bebida. Abre mucho los ojos inyectados en sangre y se incorpora, lanzando un zarpazo tras de sí y luego apartándose de un ágil salto. Con los dientes apretados gruñe entre dientes y clava los ojos en el recién llegado... ¿un niño? No, un SOLDADO, su intuición sabe ver más allá de las apariencias. Su corazón late con fuerza, su instinto le pide sangre y es difícil reprimirlo.


- ¿Quién eres? - pregunta con voz ronca, seguro de que se trata de uno de sus escoltas - Tengo derecho a estar aquí, aún no he de volver.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Alfa DaCore
Recluta Sombra de SOLDADO


Cantidad de envíos : 265
Fecha de inscripción : 14/04/2008

MensajeTema: Re: Calles del Sector 4   Dom Oct 26, 2008 9:32 pm

Ladea la cabeza de nuevo al escuchar al hombre. ¿Y aquel era el famoso salvaje de los coliseos a los que tres sombras debían vigilar siempre que salía de tal lugar? Era patético. No solía mensopreciar a sus enemigos, (y cualquier se rviviente era un enemigo) pero en aquel caso tuvo que hacer una concesión. ¿Qué podía hacer aquel hombre que ya estaba haciendose viejo y que ahogaba sus penas en el fondo de una botella de whisky barato?

El hombre esperaba una respuesta y creyó ver en él cierto miedo a regresar, a que le quitarna la libertad. ¿O eran las sombras de la noche lo que producían ese efecto huidizo en él?

-Solo quería hablar contigo. Tenía curiosidad -respondió en voz queda el joven aproximandose a él un poco más-. Mi nombre es Alfa y tú eres el muy conocido Wild, esclavo del Coliseo -afirmó, no preguntó. ya lo sabía-. ¿No tienes cosas mejores que hacer que emborracharte en tus escasos ratos libres? Eso no te hará luchar mejor: me figuro que ya sabes que el alchol es una drogra depresora.

_________________

¡Qué triste estás!
¡Qué solo estás!
Pero ahora si, jamás te ahogaras
como los demás.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Wild
Mutante Nivel 2


Cantidad de envíos : 26
Fecha de inscripción : 06/08/2008

MensajeTema: Re: Calles del Sector 4   Dom Oct 26, 2008 9:46 pm

Lo que le faltaba: por si no tuviera ya suficiente con su asquerosa vida también tiene que soportar que un crío le de lecciones, por muy SOLDADO que fuera y por mucha experiencia que parezca tener. Pero al menos no parece querer luchar; Wild se incorpora lentamente, contemplando al soldado con esa expresión desconfiada tan característica de él, y finalmente vuelve a meterse las manos en los bolsillos y empieza a caminar hacia la salida del callejón. No se tambalea y parece presto a degollar a cualquiera que le amenace, pero también da la sensación de estar muy cansado.

- Has estropeado mi único momento de paz en este asqueroso lugar - ruge en voz baja y monocorde - Lo que yo haga o deje de hacer no te concierne. Preocúpate por mí cuando le rompa el cuello a cualquier imbécil en alguna taberna mugrienta.

Todo ello se interpreta como una despedida. Y aunque sabe que se está jugando el cuello al hablarle así a un SOLDADO, cuyo rango o potencial no conoce del todo, le da igual: tal vez así muera en la próxima tortura ejemplar.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Alfa DaCore
Recluta Sombra de SOLDADO


Cantidad de envíos : 265
Fecha de inscripción : 14/04/2008

MensajeTema: Re: Calles del Sector 4   Dom Oct 26, 2008 9:51 pm

Asintió con expresión serena, sin imutarse ante el tono que había empleaod el hombre para despedirse de él. No se movió de su sitio pero sus ojos blancos, sin pupila, tan extraños, seguían fijos en el hombre que tenía ante él y que se atrevía a decir que cuando se emborrachaba era su mejor momento aunque no se extrañaba: había oido cosas similares de labios de borrachos cuyo único amor era la botella. Lamentable.

-No me preocupo por tí -hizo constatar él, llamando la atención de Wild cuando este se dió media vuelta, dandole la espalda. Algo que un gladiador debía saber que era semejante a un suicidio-. No te confundas. Solo quería ver por mi mismo a quién tenían que vigilar mis hombres -dejó que su voz se apagara un momento-. Antes no me habrían dejado.

Más de una vez algún compañero había pedido su presencia -no por amistad ni nada similar si no por una mera cuestión de utilidad- cuando venían a vigilarte, pero muchas veces la repsuesta del capitán era que muy probablemente Wild sería capaz de partirle en dos solo con las manos. Y tenía pinta de ser cierto: aquel hombre pare´cia poseer la fuerza de un toro en sus músculos.

_________________

¡Qué triste estás!
¡Qué solo estás!
Pero ahora si, jamás te ahogaras
como los demás.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: Calles del Sector 4   Hoy a las 2:50 pm

Volver arriba Ir abajo
 
Calles del Sector 4
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 5 de 5.Ir a la página : Precedente  1, 2, 3, 4, 5
 Temas similares
-
» Caminando por las calles: sin destino ni motivo
» Cortes de luz, calles inundadas y servicios interrumpidos en Buenos Aires
» PL - PARA LA REDUCCIÓN DE LA JORNADA LABORAL EN EL SECTOR SECUNDARIO Y TERCIARIO
» Premetro
» MAR DEL PLATA Y LA NEVADA SORPRESA

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Rising Heroes :: La Ciudad :: Nivel 4 - Clase Media-
Cambiar a: